martes, 1 de julio de 2008

16 de abril de 1178 a.C.

"El sol ha sido borrado del cielo y una oscuridad maligna ha invadido el mundo", ocurrió en esa fecha, recién estrenada la primavera y, según los expertos, durante la fase de totalidad pudieron verse a simple vista todos los planetas que se conocían entonces, que para los griegos, eran sus dioses.


Esa es una de las conclusiones a la que han llegado investigadores estadounidenses (Marcelo Magnasco y Constantino Bailouzis) tras analizar las referencias astronómicas esparcidas por el texto de Homero y, todas ellas coinciden en señalar esa fecha como el día en que los pretendientes de Penélope fueron enviados al Hades.

Las referencias de Homero a la Luna nueva, a movimientos de constalaciones (el equinoccio) y a los viajes del dios Hermes (Mercurio), así como una mención a que Venus aparece antes del alba, van todas en la misma dirección y son coherentes con la fecha propuesta para el eclipse. No hay, sin embargo, referencias en el texto a Ares (Marte), cuyo planeta no fue visible hasta que el Sol desapareció por completo, quedando sólo su corona brillando como un anillo de fuego alrededor de la Luna nueva.

La Odisea, más que La Iliada, pero también ésta, han sido desde siempre dos de mis libros de lectura y relectura. Estas noticias acercan un poco más a los héroes, a los dioses, a aquellos mundos que vio la Luna de Ítaca, a nosotros.

Más cosas:
* Exposición en Nueva Condomina.

1 comentario:

angel almela dijo...

¡Completamente de acuerdo!...no hay nada como acercarse a los clásicos para entender lo moderno.
SOMOS EL TIEMPO
(http://aalmela.blogspot.com)