viernes, 30 de mayo de 2008

Palabras franciscojavierianas 4

Días pasados leí Cosa de dos, que firma Enric González, una interesante columna de El País, titulada anuncios, y que pone la guinda sobre esos nuevos anuncios de Repsol, de Endesa, incluso de Iberdrola o de los nuevos modelos de vehículos, que parece que, más que contaminar, están limpiando el aire.

Para empezar nos recuerda el nombre de la junta militar que gobierna Myanmar, tan famosa estas últimas fechas: Consejo de Estado para la Paz y el Desarrollo. Pero esto también es común en los tiempos que corren (y en los pasados). Hay que ser políticamente correctos y no decir crisis económica, sino desaceleración. Podía leer que "estas cosas no son nuevas. El lenguaje siempre ha sido eficaz para ocultar o disfrazar la realidad".

Pero lo que más me ha gustado del artículo son estas palabras, que coincidían con lo que vengo pensando cada vez que veo esos anuncios donde nos ponen un mundo maravillosamente verde, bosques, paisajes, aires impolutos, todo perfecto y maravilloso:

"Los anuncios de Repsol (del tipo: tranquilos, si hemos inventado Internet, algo se nos ocurrirá para salvar el planeta) y de Endesa (del tipo: tranquilos, tenemos hijos marisabidillos y repelentes, pero ya les tocará a ellos pasar por lo mismo) me parecen desasosegantes. Cuando las petroleras y las centrales de carbón nos hablan de futuro, sostenibilidad, tranquilidad, paisajes verdes y aire puro, hay que empezar a preocuparse: la situación debe ser realmente grave... convendría recordar, y hasta que llegue ese futuro feliz, que con cada litro de gasolina y con cada kilovatio contribuimos a acortar la vida del planeta".

Es de lo más coherente que he leído en fechas, gracias Enric González. Añadiría que me encantaría ver anuncios de Repsol, de Endesa, de Iberdrola, de las marcas fabricantes de vehículos, en el sentido de que se han inaugurado nuevas plantas solares, plantes eolíticas, de que los vehículos no circulan con carburantes que emiten CO2, que... Esos sí serían anuncios para rodearlos de paisajes verdes y aire puro.

No hay comentarios: