sábado, 17 de mayo de 2008

Del autobombo

En algunas de las bitácoras, y de los sitios que sigo, mis amigos y amigas, cuando ponen etiquetas a las entradas, y hablan de ellos mismos, muchas veces las denominan así, Autobombo, y sinónimos que me hacen sonreír por esa misma calificación, sonreír de placer, no os lo toméis por el lado de la ironía.

Este Diario Druida, casi desde su inicio, es un autobombo y un bombo, sonoro o no, que eso no lo sé, pero donde promociono las cosas que hago, que me afectan y que afectan a mis amigos. Por eso es un Diario. Aunque en algunos momentos se desliza hacia su faceta de Literaturas posibles, sigue siendo una Atalaya desde la que gritar con fuerza ¡estoy aquí!.

Pues este enlace que os pongo, es algo igual, Ediciona, el sitio de los profesionales del mundo editorial. Claro que, yo, de profesional de ese mundo tengo pogo, aunque estoy ahí, escribiendo, leyendo, comentando, llamando a las puertas, aunque no me importe que no se abran.

Si queréis, pues eso, lo visitáis.
Publicar un comentario